jueves, 13 de agosto de 2009

El ciudadano y la crisis

Cinco páginas pertenecientes a la sección opinión del diario "El Ciudadano & La región" de la ciudad de Rosario, donde me desempeñé como caricaturista político entre los años 1998 y 2000. / Click sobre la imagen para ampliar.

Un titular del periódico El Ciudadano de Rosario, fechado el 19 de diciembre de 1999, deja constancia de que, al menos desde aquel entonces, las crisis no dejan de sucederse con orden de continuidad o sin orden de continuidad (y ni que hablar de antes de esa fecha), razón por la cual nos hemos convertido en unos verdaderos animalitos perfectamente capacitados para sobreentenderlas, sobrellevarlas y sobrevivirlas. Es mas, releyendo otros titulares puede advertirse claramente la cíclica semejanza del devenir de los acontecimientos de la humanidad a través de los años. Tranquilicémonos entonces, este es nuestro hábitat natural, hemos adquirido todos los anticuerpos necesarios para respirar pausadamente esta atmósfera sobrecargada de tensiones, y por mas estresante que parezca, las mismas causas que nos han metido en ella nos van a sacar, con lo que, ya verán, todo seguirá como era entonces, seguiremos comiendo perdices mientras se seguirá muriendo de hambre un pibe por minuto, le daremos miguitas a las palomas de la paz mientras la guerra sigue convirtiendo a Irak en un colador y volveremos a marcar nuestras tarjetas de trabajo por mas que haya toda una camada de huelguistas que sigan reclamando el que perdieron en este último año de mierda. Apechugaremos con la misma pasividad convencidísimos de que por fin hemos salido de la crisis.

24 comentarios:

Nicolás Aimetti dijo...

Minimalista el post, hay que reconocer...

anais dijo...

arte conceptual???

el Tomi dijo...

Honestamente no se si el post es minimalista o le estoy contestando a Flash.

viki dijo...

Qué buenos los dibujos, me mató el de Charly y el de Julia Alsogaray!

Besotes, yo sigo incursionando en el mundo del comic, y ahora descubriendo nuevas cosas

el Tomi dijo...

Dentro del arte conceptual, en muchos casos, la idea es la obra en sí misma, quedando la resolución final de la obra meramente como soporte. Podría ser este un ejemplo, Anais, pero me parece mas bien que pecó usted de prejuiciosa (digo prejuiciosa por hacer un juicio previo, nada mas), aunque, tal y como ya me tiene habituado, no le haya errado, ni mucho menos, en la interpretación.

el Tomi dijo...

No dejes que ningún dibujo te mate, Viki, y menos cuando el mundo del cómic está observando admirado tu incursión.

Lauri dijo...

Muy buena síntesis de nuestra "personalidad" colectiva. La última oración, remate impecable.
Y perdone don Tomi que no opine sobre los dibujos como dibujos (porque lo más cerca que estoy de su arte es porque miro y disfruto del blog de nuestra amiga Mar-i-cel, lo demás es ignorancia innata...), pero sí me gustaría dejarle mi impresión como simple "ojeante" del diario: ¡Espectacular la caricatura de Méndez y su cotorrita! (cotorrita que estaba silenciosa pero que ya está empezando a chillar en voz alta otra vez...)
Un gustazo pasar a visitarlo, don Tomi. ¡Hasta la próxima!

Lucas L. Aime dijo...

espectaculares ilustraciones... de ser usted señor the el tomi me sentiría muy feliz conmigo mismo (:P)


abrazo!

Nicolás Aimetti dijo...

Perdón, perdón... es es que los fanáticos somos así, estamos atentos al más mínimo amague.

Fraga dijo...

y lo que no nos mata nos hace mas fuertes tomi???
anticuerpos para el desamor es lo que deberiamos desarrollar, pero no...

sublime respuesta a Viki!

Maricel dijo...

Para los chinos crisis es oportunidad, y se dice por ahí también que la oportunidad no golpea dos veces...pero este país es tan generoso que se ve que aquí tenemos un bonus trak de oportunidades también y estamos tan confiados de que seguirá golpeando que permanecemos sentados diciendo ya vaaaaaa...
Hasta que algún día la señora se canse y no golpee más.

Nada mas acertado que la sensación de que la crisis es ya nuestro hábitat natural.

Geniales caricaturas, la de María Julia sublime.

Saludos querido Tomi

el Tomi dijo...

Los riesgos propios de la libertad suelen acortar su período de vida útil, Lauri, pero en cautiverio, la cotorrita argentina tiene una longevidad estimada de entre 25 y 30 años. No me extrañaría nada que esta, por lo tanto, después de haber mantenido un prolongado silencio prudencial reaparezca en el aro político reclamando la papa que le corresponde. Duhalde, dame la patita.

el Tomi dijo...

Pues siéntase feliz amigo mío, que yo también me siento un Lucas Aime.

el Tomi dijo...

Mama mía, Nicolás, que poder de reacción, intenté hacerme el pelotudo para eludir la entrada del día en blanco y me agarraste como uno de esos defensores que, por ley, tienen aquello de “pasa el hombre o la pelota, los dos juntos nunca”.

el Tomi dijo...

Y si lo que no nos mata tampoco nos hiciera mas fuertes, Fraguita, no se usted pero yo, como dijo el comandante, prefiero morir de pie antes que vivir arrodillado.

el Tomi dijo...

Creo que hemos sido engañados por un error gramatical y somos víctima de una blasfemia etimológica de las palabras. No hemos entrado en una crisis sino todo lo contrario, estamos saliendo de ella, pero salir de ella significa, por ejemplo, que a cambio de que disminuya el hambre en los vientres de Bangla Desh, el cuello de la burguesía no ostente tantos collares en la gala de los Oscar, y pensar que una situación tal se parezca a la justicia resulta imposible para el establishment. Por lo tanto ya nos han prometido que de esta crisis vamos a salir cuando lo que vamos a hacer es volver a entrar pusilánimemente en ella. Y a ver si nos quedamos quietos y nos dejamos de joder de una vez por todas.
La palabra crisis significa decidir, Maricel, sin embargo, desde que se empezó a hablar de esta última, siempre tuve la sensación de que no está en nuestras manos decidir nada.
Pero no desmayemos que, en todo caso, estará en manos de los pibes. ¿O vos te creés que es un detalle menor que la canción favorita de Violeta se llame “Podemos volar lejos”?.

viruta dijo...

ya está? ya pasó?

el Tomi dijo...

Tomá una curita para la rodilla, Viru.
Algunas veces la virtualidad es una suerte ¿no?.

viruta dijo...

creo que cuando uno tiene la sensibilidad a flor de piel no se sabe a ciencia cierta qué puede llamarse suerte y qué revés. las bubas duelen siempre al principio y si bien sabemos que la cascarita es señal de cura, nos quedará la cicatriz como prueba del tropezón y la identificación de aquella baldosa floja, para no repetir el porrazo.

gracias por la curita.

Cristina dijo...

lo que no mata......dan ganas de morirse!
(la mayoria de las veces)

el Tomi dijo...

Los viejos guerreros se muestran las cicatrices compitiendo a ver quien tiene mas, como Richard Dreiffus y Robert Shaw en Tiburón. Yo tengo en una en la planta del pie derecho, cinco puntos, Viru, ¿y vos?.

el Tomi dijo...

Muy cierto Cristina...y lo que da ganas de morirse normalmente tiene todas las condiciones necesarias para matarte.

viruta dijo...

tengo una en el meñique de la mano izquierda, herida que me hiciera accidentalmente con el borde de la tapita serrucho de una coca cola de litro de las de antes, llena. no sé exactamente cuántos puntos pero para volver a poner el colgajo en su lugar sin anestesia, dolió bastante. otra a unos 5 cm. de la cara interna del codo, cuando de paparula nomás, atravesé los vitraux de la puerta de hierro del patio. esta es mi preferida porque tiene forma de cabeza de cobra vista de perfil olfateando con su lengua bífida.

el Tomi dijo...

Eso mas que una cicatriz es un mensaje kármico, Viru, yo también tengo una en el índice de la mano derecha, el del lápiz. Me lo reventé con una hamaca en la plaza. Me habían quedado colgando la primera y la segunda falange y además de los diez puntos me pusieron un muy bien te felicito. Me quedó una cicatriz en forma de "d" minúscula, siempre pensé que significaba "de pedo sos dibujante". La que tiene una para ganar concursos es Mariana, se la hizo un paramilitar con una bala dum-dum en el brazo izquierdo, mas mensaje kármico que ese, imposible.