jueves, 30 de abril de 2009

Boquitas pintadas

“Boquitas pintadas” de Manuel Puig, adaptada para historieta por Manuel Aranda y dibujada por quien suscribe (con Manuel compartimos el honor de contar con el beneplácito y la satisfactoria aprobación de Manuel Puig por esta adaptación). Versión en historieta aparecida en la revista Fierro (ochentera) de Buenos Aires y en el libro "La Argentina en pedazos" de Ricardo Piglia. Pido disculpas por la calidad del material ya que, al no tener los originales decidí bajarla de Internet (a pesar de lo cual la línea es bastante parecida a lo que se vé, un tanto entrecortada) como parte de los festejos por la inauguración del Blog de Manuel Aranda. / Marcadores Sakura punta pincel, pastel negro, pastel blanco, Rotring 05 y témpera blanca sobre papel blanco. / Salud Manu, cómplice.

18 comentarios:

anais dijo...

BE LLI SI MA!!!

Grax x lo q decís de la foto de DTH =) Hacía muchísimo q no sacaba una foto, mucho más todavía, q no metía una cámra en un recital.

y, obviamente: FELIZ DIA DEL TRABAJADOR!!!
Vivamos para que la muerte de Los Mártires de Chicago no haya sido en vano...

Desde la fría madrugada porteña, Güena salú y malos istintos.
a!

el Tomi dijo...

Las fotos y usted se merecen esas palabras, Anais, no hay nada mejor para un capricorniano que otro capricorniano. Y feliz día del trabajo aunque la palabra trabajo derive del latin “tripaliare“, y “tripaliare” de “tripalium” que era un instrumento de tortura ni mas ni menos, por lo que, trabajo, etimológicamente significa tortura. ¿Será cierto entonces que el trabajo es salud?. ¿O nos hemos convertido en una banda de sadomasoquistas esquizofrénicos festejando como nos sojuzgan, nos malpagan y nos condenan?.

El fan Nº1 dijo...

Bello y rotundo, muy en la linea del primer Desmitificador . También un tanto telenovelesco.En plan diario escrito ; curioso.

El fan Nº1 dijo...

Feliz 1 de Mayo,san José Obrero o dia del trabajador, usted es uno e infatigable, lo admiro.Te admiro Tomi

Oscar Grillo dijo...

Rubias de Neu Iork.

Anónimo dijo...

tomy, me acuerdo muchoo, de echo todavia tengo la fierro ochentosa en la cual salio tu historieta en la que estaban el pezcador y habia una mina acuatica q sacaba el culo por arriba del agua y otro personaje decia q era una raya,, jajaj

despues sale una anaconda y se lo devora... colgala en el blog cuando puedas es muy buena y esta genialmente dibujada, tu nivel hoy en dia supera ampliamente esa epoca, pero igual esta muy buena!!!

creo q en ese numero te encargaste de la tapa, digo q creo por q la tapa fue victima del paso del tiempo y de uno de mis hermanos q en aquel momento era un niño y se dedicaba a destruir mi coleccion de historietas... obviamente lo exilie de mi piesa de soltero declarandolo persona no grata y jamas volvio a ver una revista mia. jajaj

un saludo.

hernan

anais dijo...

Qerido Tomi:
El día del trabajador no se festeja.
Tal vez, en aqella argentina en la q un papá llamado Pocho decidió cambiarle el sentido a ese día, sí, hubo qienes guiados por su papá pocho lo festejaron, pero el 1º de mayo no es el día del trabajo, sino de todos los trabajadores, explotados, torturados, muertos por sus patrones, burgueses asaz egoístas.
NADA Q FESTEJAR!
solo desearnos q la lucha, la acción y la reflexión nos guíen hacia una vida sin tanta injusticia.
"Rojo pendón, no más sufrir,
la explotación ha de sucumbir.
Levántate, pueblo leal,
al grito de revolución social.
Vindicación no hay que pedir;
sólo la unión la podrá exigir.
Nuestro paves no romperás.
Torpe burgués.
¡Atrás! ¡Atrás!"
ops!!
como siempre, la militante me supera.

güena salú y malos istintos.
a!

Anónimo dijo...

Estimado Tomi, descubrí tu blog hace un mes mas o menos y creo que me he enganchado. Entro todos los días para ser sorprendido con tu arte y en esta primera fase de adicción trato de entender como consigues esos efectos visuales. Permíteme una pregunta técnica - seguro que entupida - la "tempera blanca" que utilizas es un guache con goma arábiga como aglutinante, no un temple de huevo. Es esto correcto? Has pintado alguna vez con tempera de huevo? Muchas gracias y feliz dia del trabajador
Juan

el Tomi dijo...

A mi particularmente, Namberguán, mas que telenovelesco me parece novelesco, aunque la crítica literaria no es mi fuerte (en realidad ningún tipo de crítica). Me bastó con que estos dos Manueles llegaran a mi mesa de trabajo para sentirme alagado. La inspiración no fue difícil, quien no se inspira con unas “Boquitas pintadas”.

el Tomi dijo...

Voy a aceptar tu piropo, Número uno, es el único que catalogó mi actividad como un trabajo. Me lo he de beber como un jugo de naranja a la mañana, saldré potenciado a las plazas y me sumaré a la multitud para sacudir pancartas y exigir un sueldo digno.

el Tomi dijo...

Peggy, Betty, July, Mary, deliciosas criaturas perturbadas. Me quedo cien mil veces con mi negrita argentina, Oscarcito.

el Tomi dijo...

Te voy a contar un secreto, Hernán. Normalmente no tenía plata para comprarme la Fierro (ni ninguna otra publicación aún siendo colaborador), esto funcionó como un estigma en mi vida, siempre, incluso hoy (aunque hoy mas bien por el hecho de estar lejos de Argentina). Me arrimaba a algún quiosco el día que sabía que iba a salir y miraba la tapa, después esperaba a que algún amigo me la pasara.
Una día de lluvia, deambulando por el centro de la ciudad rumbo a un quiosco para verificar la aparición de una de las tapas que hice (y que esperaba con particular ansiedad porque la ilustración me había dejado sumamente conforme) me cruzó un pibito de la calle, descalzo, hecho sopa, que venía con un amigo cagándose de risa. Uno tenía el interior de la revista empapada, sin las tapas, a modo de paraguas sobre la cabeza, el otro se sostenía mi tapa sobre el pecho y la miraba exultante de alegría, como si fuera un nuevo estampado de su remerita. Me quedé de una pieza. La vida nos enseña muchas cosas como ésta, nunca había visto sacarle tanto provecho a una revista de historietas y por consiguiente, nunca me sentí mejor pagado ni mas orgulloso.

el Tomi dijo...

O sea que estamos completamente de acuerdo Anais, cómplice.

el Tomi dijo...

Ninguna adicción es buena mi estimado Juan, ni siquiera la adicción al trabajo y mucho menos la adicción al Internet, pero, en fin, como dice mi amiga Patricia, si todos navegamos por este mar tendremos que cuidarnos de los que envenenan el agua. Así las cosas, saquémosle provecho a lo que se pueda y tratemos de engancharnos con prudencia.
Hablando de agua y con respecto a la témpera blanca, te puedo decir que lo que uso es un pote de plástico marca Alba de toda la vida comprado en Argentina y que se aplica tal como viene o diluyéndola con agua digamos pura, de la canilla. Nunca he pintado con témpera de huevo ni con temple de huevo y no te sabría decir si la témpera es un guache con goma arábiga como aglutinante. Se, eso sí, se que a la témpera también se le llama guache pero en Argentina (o mas precisamente en Rosario) estoy seguro que se pide témpera y no guache. Un abrazo, cómplice.

Anónimo dijo...

tomy, lo q pasa q en aquellos años publicar era la gloria, era no dibujar para el cajon y q otras personas q no sean tu familiares y amigos vean tu laburo. era eso o hacer un fanzine.

ademas q para conseguir un laburo de colaborador habia q dibujar muuuuuuuy bien, y habia q patear editoriales, hoy apretas un boton y estas en 100 editoriales en el misimo instane

hoy en dia te haces un blog y todos pueden ver tus dibujos, y hasta ves lo que escriben y piensan de lo q hiciste...es genial esto de internet para difundir y comunicarse. para mi es el invento del siglo 20 mas increible.

pero no hay nada como ver un dibujo tuyo en el kiosco de revistas o en una batea de libreria.

saludos tomy
hernan

el Tomi dijo...

Está bien que todos hacíamos lo mismo, Hernán, pero me viene en este momento el recuerdo del negro Fontanarrosa. Tenía al lado del tablero una fotocopiadora (un lujo enorme por aquel entonces), sacaba una fotocopia de los originales y al lado tenía todo preparado para enviarlos, tenía cartoncitos para poner arriba y abajo del envío para que no se doble, papeles de embalar, cinta escoch para pegar, hilo para atar y hasta un rotulador preparado para poner el remitente, después se subía al Cítro y encaraba para el correo, en el correo lo hacía pesar, le pegaba las estampillas, lo hacía sellar y lo mandaba para Buenos Aires. Después, mucho después, llegó el Internet, y después, tampoco mucho tiempo después, el negro se fue. Ahora con un solo click, menos morirte, podés hacer todo eso. Gracias por recordarmeló.

Anónimo dijo...

me quede impresionado con lo qme contas de fontanarrosa!!! transpiraba la camiseta el negro fontanarrosa.

hernan

el Tomi dijo...

... ¿Fontanarrosa?... ¡Que jugador Fontanarrosa!...