miércoles, 28 de julio de 2010

Sin palabras

"La cancha" o "Terreno de juego" de la serie "Hechos pelota" / Bocetos: Lápiz Carioca by Universal Name HB, Edding 1200 y lápices pastel sobre papel blanco. Originales: Lápiz sanguina, lápiz sepia, lápiz sombra, tiza pastel, lápices pastel, difumino y témpera blanca sobre papel madera / Click sobre las imágenes para ampliar.
Tal vez un tanto pasada de moda, aunque desde un aspecto nostálgico digna de ser rescatada, aquella clásica aclaración de “Sin palabras” al pié de las viñetas de humor mudo, ha caído en el mas auténtico y acusado de los desusos, aunque debemos reconocer que, funcionalmente, ha sido superada por la insultante agilidad que ha adquirido el cerebro humano del siglo veintiuno, superentrenado a golpe de informática, hasta convertirla en una verdadera y absurda redundancia. Sin embargo, en la ilustración que podemos observar con el argentinísimo título de “La cancha” o el mas universal “Terreno de juego”, la aclaración Sin palabras cabría con cierta lógica en reemplazo de cualquiera de los títulos originales / Nunca hay que tirar todos los boletos capicúa que guardamos en ese viejo cajón lleno de desperdicios.

14 comentarios:

El Fan Nº1 dijo...

Curioso,curioso,hágaselo mirar;esa ob-sex-sión.

Manuel Aranda dijo...

¡Que jugada, bueníííísima la guacha! En el arco sur, recién...¡no fue gol por un pelo!

Pito dijo...

Que bueno, que bueno, que bueno Tomi!

Como dice el amigo Manuel, ese arco sur es una invitación a clavarla en un ángulo.

Abrazo

Galliano dijo...

Una humildísima propuesta sería mover el área chica superior del cuello a la boca, para que el atractivo de esa meta no sea menor que el del arco de abajo. Saludos.

el Tomi dijo...

Los estadios de fútbol y las camas guardan algunas caprichosas y sorprendentes relaciones, Número Uno, por ejemplo, si se tira en un estadio de fútbol el arbitro le puede tocar el pito, si se tira en la cama también, probablemente no el árbitro, pero alguien le puede tocar el pito.

el Tomi dijo...

Aquí, en lugar de decir que no fue gol por un pelo podríamos decir tranquilamente que no fue gol por un pelo de concha, Manu.

el Tomi dijo...

Usted sabrá, Pito, pero si la quiere clavar en un ángulo del arco sur tenga en cuenta siempre que el arco sur tiene dos ángulos...bah...si prefiere puede decirle un ángulo y un agujero del culo.

el Tomi dijo...

Yo la pensé, Galliano, pero después me di cuenta de que si el arco norte daba justo en la boca de la minita se iba a llenar de delanteros del tipo Maradona pidiendo que se la chupen.

Pito dijo...

Si, si, sabias palabras amigo Tomi.

Tambien se me ocurre ahora que la veo de nuevo, esta joven no será la siempre destinataria de la puteada nacional.... "anda a la CANCHA de tu hermana"?

Le dejo otro abrazo

Tomás D'Espósito Müller dijo...

Así es amigo Pito, pero recuerde que para insultar al adversario no hay nada mas putiado que la madre ni nada mas nacional que la concha. -Al enemigo ni agua- dijo Bilardo.

Tatúm dijo...

Cancha dificil donde las haya
Se hace mas y mas resvaladiza a medida que avanza el partido
La pelota tiene vida propia y los jugadores acaban hechos polvo de tanto correr-se

el Tomi dijo...

Dificilísima cancha, usted lo ha dicho, Tatita, encima el árbitro siempre parado ahí, negro, con el pito hasta el cogote, dirigiendo el encuentro y cobrando desde una mano adentro del área del orto hasta lo que le alcahuetea el láiman pegado a la raya del culo.
Ay el fútbol, cuanta razón tiene usted amigo mío, que difíciles se ponen algunas canchas y como se nos hinchan las pelotas de tocar y tocar buscando el arco. Y no le digo nada si entrando al área grande se encienden sorpresivamente los aspersores y se moja todo el pastito justo cuando uno viene a la carrera esperando el centro a la olla...dios...esos patinazononones son tremendos, sale uno eyaculado precozmente y queda en evidente posición adelantada. Hay que joderse la puta madre che.

Maloperobueno dijo...

Un beso en el punto del penal, es como la llave para bajar al area chica y concretar el gol.

Sublime Tomi, como siempre

el Tomi dijo...

Podría haber sido un beso en el punto G del penal, pero sería una redundancia. Un beso en el punto del penal es poesía pura. ¡Qué imágen, Martín, qué imágen!...patialo vos, hermanito.