martes, 13 de julio de 2010

Las virtudes olvidadas

"Decí igualdad". Ilustración perteneciente a la serie "Las virtudes olvidadas" / Lápiz grafito Carioca By Universal HB y Rotulador Edding 1200 negro sobre papel gris / Click sobre la imagen para ampliar Todos los hombres nacen iguales, pero esa es la última vez que lo son / Abraham Lincoln

16 comentarios:

Envidia cochina dijo...

Increible trabajo, como siempre!!!!!


Saludos!!!!

el Tomi dijo...

Le agradezco el piropo, Matías, y le voy a decir lo mismo de su trabajo con el íntimo y honesto afán de mantener un criterio de igualdad acorde con el tema que hoy nos compete, pero me veo en la obligación de informarle que, en realidad, lo increíble es que la igualdad no haya logrado arrimarse ni un ápice a ninguna de las variantes de sus propios significados citos en el diccionario.
La igualdad ante la ley, sin ir mas lejos, es el principio que reconoce a todos los ciudadanos capacidad para los mismos derechos...je...jejé...jejejé.

Envidia cochina dijo...

Es cierto... y si uno se pone a pensar, cada día nos hallamos más lejos de habitar un mundo con oportunidades siquiera parejas para todos(y la igualdad se transforma así en una utopía...)


Saludos!!!

el Tomi dijo...

Usted que es un tipo de éxito, Matías, acuerdesé siempre de esto, la diferencia entre un tipo de éxito y un tipo fracasado radica en que el tipo de éxito ve en el riesgo la oportunidad y el tipo fracasado ve en la oportunidad el riesgo. Y, de todos modos -Ay utopía, como te quiero- dijo Serrat.

Manuel Aranda dijo...

"porque les alborotas el gallinero", agregó el Nano y me meto en tan interesante e ilustrada conversa, porque ni bien vi el magnífico dibu, me vino el Serrat de " Barquito de papel sin amo, sin patrón y sin bandera,
navegando sin timón donde la corriente quiera"

soL Lucet Omnibus dijo...

Muchas veces uno celebra las diferencias, los matices.
Otras veces son tan abismales que ya no sé qué pensar, no entiendo ni los cómos ni los porqués

el Tomi dijo...

En eso de sin amo, sin patrón y sin bandera, los seres humanos deberíamos intentar parecernos a los barquitos de papel, Manu, en cambio en eso de navegar sin timón donde la corriente quiera los seres humanos deberíamos intentar dejar de parecernos a los barquitos de papel.

el Tomi dijo...

Yo creo que hay una pequeña diferencia que se celebra muchísimas veces, la que existe entre el hombre y la mujer, las demás diferencias, como usted bien dice mi estimadísima soL, son abismales y a lo sumo se festejan solo una vez, cuando se inaugura un endeble puente para tratar de salvarlas.

-La palabra me libera. No soy esclava de mis palabras. Soy libertad discursiva- dijo soL Lucet Omnibus. http://figurasysilencios.blogspot.com/

pablo pablo dijo...

jaja, que recuerdos!, cuando el nene malcriado del barrio salia con su autito o su karting super caro para que todos lo envidiasemos.
saludos, maestro.

el Tomi dijo...

Ahora si el nene malcriado del barrio sale con unas Nike Unstoppable Line lo mas probable es que le arranquen las zapatillas con las dos piernas y todo, Pablito, lo que no se es si esto significa que la cosa se ha igualado un poco o si ya da igual la igualdad o la desigualdad.

Pito dijo...

Será que me identifico con el del barquito de papel que veo que la desigualdad por tamaño de eslora es inversamente proporcional al tamaño del disfrute.

Por otra parte y motivo principal de mi comentario....que buen dibujo se mandó maestro!

Le dejo un abrazo amigo.

el Tomi dijo...

Digamé una cosa, Pito, usted que sabe ¿servirá un barquito de papel para navegar por Internet?. Le pregunto porque yo estaba por poner un barquito de papel donde va el mouse.

El Fan Nº 1 dijo...

chulos estos dibujetes tan comicos.

Pito dijo...

Mire amigo Tomi, dejeme decirle que navegar por internet con un barquito de papel lo va a llevar al naufragio seguro.

Ahora dejeme agregar, los naufragios no son tan fatales, sino mire la minita que se levantó DiCaprio en Titanic.

el Tomi dijo...

Paradójicamente la comicidad suele ser uno de los medios mas idóneos para denunciar seriedades, querido Número Uno, como siempre, ha dejado usted constancia de su profunda observación.

el Tomi dijo...

No me puede negar que en esa época eran medio pelotudos, Pito, de lo contrario explíqueme cómo es que Di Caprio se levanta semejante minita y al final no se la lleva para el fondo, un descuido verdaderamente inaceptable y vergonzante que deja para la mierda a toda una generación de artistas como usted y yo, teniendo en cuenta que el tipo era dibujante, se llamaba Leonardo y encima navegaba.
De todos modos me parece que lo peligroso para un barquito de papel navegando por Internet no es el naufragio en sí, sino mas bien un abordaje pirata que se robe para la corona todo el tesoro de nuestra memoria ram.