sábado, 13 de marzo de 2010

Barrababa (malababa)

Barrababa (malababa). Coloquialmente "mala baba" expresa mala intención. Secuencia de los distintos pasos para la realización de la portada del libro, "Central y Ñuls. La ciudad goleada. Fútbol, lavado de dinero y poder", de Carlos Del Frade editado en el 2008 / A propósito de los últimos acontecimientos vinculados con la violencia en el fútbol argentino (¿qué estamos haciendo chochamus?) / Click sobre las imágenes para ampliar. http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2010/03/13/noticia_0022.html
Cuatro balazos terminaron con la vida del ex barrabrava "Chaperito" Bustos
El muchacho supo ser el principal ladero de su padre cuando entre ambos lideraban la banda de Los chaperos, principales ocupantes del paraavalanchas de la barra brava de Rosario Central hasta el inicio de la presente década. Pero ya hacía unos ocho años que no iba al Gigante de Arroyito. Fue después de caer preso por una de las varias causas que tuvo en su vida y que lo depositaron en una celda de la cárcel de Coronda, allá por 2004 (ver aparte). Cuando recuperó la libertad, a fines de 2006, dijo haber dejado de lado su pasión futbolera, volvió a su casa de la zona suroeste de la ciudad junto a su familia y se dedicó a otros negocios. Y fue este nuevo camino elegido el que finalmente lo llevó a la muerte, según indican todas las pistas. Se trata de Juan Alberto Chaperito Bustos, un tipo de 36 años que la noche del jueves recibió cuatro balazos en su cuerpo frente a la puerta de su misma vivienda. Hasta allí lo fueron a buscar dos hombres montados en una moto para cobrarse una deuda que, hasta el momento, nada tendría que ver con presuntas rivalidades entre barras.

14 comentarios:

viruta dijo...

No es ninguna novedad que me pasman los cielos, en cualquiera de sus estados, color, tiempo o ánimo.

Este cielo tuyo me gusta porque respira.

el Tomi dijo...

Pasmarse ante el cielo es muy de rosarinos, Viruta, es que al cielo de Rosario no hay con que darle, y si no preguntelé a Belgrano que no hizo mas que verlo y convertirlo en bandera. Peguesé una escapada hasta el monumento y mire para arriba, y va a ver como respira ese cielo.

viruta dijo...

Mepa que debemos ser un malón los contempladores y un montón los cielos, y si no me creés andá al blog de Avilita y vas a ver.

el Tomi dijo...

Y si le sumamos los que contemplan los cielorrasos la cifra puede aumentar drásticamente, Viruta.
Avilita habilita cielos, siempre habilita cielos.

viruta dijo...

tristísima escena la de mirar el techo... dice tantas cosas de lo inexplicable del ser o no ser.

muy bueno aquí el juego de palabras con Avilita. xelente.

el Tomi dijo...

Triste escena si las hay quedarse mirando el techo, tenés razón, Viruta, pero mas triste aún es el cielo de los sintecho.

el Tomi dijo...

...es decir, no tener la posibilidad de tener que salir de abajo del cielorraso para ver el cielo abierto.

el Tomi dijo...

...o mejor deberíamos decir, no tener la posibilidad de cumplir con aquella hermosísima y esclarecedora frase de Juan Gelman, "no es para quedarnos en casa que hacemos una casa".

Raul Avila dijo...

cielos!....que puedo decir.....

el Tomi dijo...

Amanece en Porlamar, amanece, que no es poco, Raulito.

El Fan Nº 1 dijo...

Me encanta ver la progresión desde el planteamiento hasta el resultado final de sus ilustraciones,magnifico .Pasmado me quedo.Mas aun por su uso metafórico de la imagen sustituyendo al barrabrava, colosal.

el Tomi dijo...

Si se refiere a la imagen propiamente dicha que se aprecia en la ilustración se trata de el monumento a la bandera, una faraónica obra en homenaje a la enseña patria erigida en Rosario, mi ciudad natal. Setenta y un metros de altura de un edificio vacío que durante años se burló de las calles llenas de gente durmiendo a la intemperie. Infinitamente mas desubicado que un barrabrava el monumento ese, Número Uno, se lo aseguro.

http://blog.esplendorsavoyrosario.com/wp-content/uploads/monumentoalabandera_rosario.jpg

Fraga dijo...

Brillante el paso a paso, Tomi!!!

el Tomi dijo...

Querrá decir brillante el pelotazo a pelotazo, Fraguita.