lunes, 25 de mayo de 2009

25 de mayo fausto día

Dos páginas pertenecientes a un capítulo de la historieta “Polenta con pajaritos” donde se describe la primera incursión del Conejo y sus secuaces desde los mas profundos suburbios hasta el microcentro de la ciudad. Aparecidas sin color (en blanco y negro) en la revista “Fierro a fierro” (que exactamente así se llamaba la Fierro ochentera) / Estas páginas junto a otras fueron expuestas en el pabellón argentino de la Expo Sevilla 92 luego de que las censurara (finalmente sin éxito) el comisario de la muestra. Lápiz Othello 6B difumino pasteles, témpera blanca, portaplumas, pluma Perry 341 y tinta china negra.

18 comentarios:

El fan Nº1 dijo...

Encantadoras piezas de museo.

Lucas L. Aime dijo...

Hace un tiempo notaba algo muy particular que pasa en la relación de los argentinos con las calles...

Los del interior en sus pueblos no conocen el nombre de las suyas, buscan formas de referirse a la dirección sin determinarla(porque, naturalmente, no saben cuál es): "seis cuadras hasta que te encontras con el campito, después vas a ver un hospedaje, seguis hasta el campito que está a dos cuadras derecho y la casa de la Telma es la tercera a la izquierda..."

Sin embargo, cuando interinosprovincianospueblerinos llegamos a las ciudades terminamos conociendo las calles mejor que los que han vivido toda su vida allí (porque, naturalmente, estos últimos no tienen la necesidad de aprendérselas...).

anais dijo...

GUAAAAAAA!!! X q no hay nada completo por estos lares por estos días... Don Tomi, póngase las pilas y no nos deje picando... Vamos, amigo...

COn respecto de las calles... Y, no, no creo q ninguno de los "próceres" hayas qrido ser calle, ni prócer deben haber qrido ser.

Ahora, respecto de eso q San Martín no tuvo madre... Como no?? La mamá de San Martín no fue Eulogia Lautaro?? Esa señora, tambien merecería ser calle, no?? (jejejeejejejeeejee!)

Jamás juraré, y mucho menos, con gloria a morir!

Besitos al Conejo.

el Tomi dijo...

Mientras no esté usted haciendo referencia a un museo arqueológico, amigo mío, tomaré en cuenta lo dicho como un piropo.

el Tomi dijo...

Yo empecé aprendiendo de memoria la dirección de la casita de mis viejos, la calle se llamaba Álvarez Thomas. Cuando me mandaron a comprar el pan tuve que saber la calle donde estaba la panadería, se llamaba Massa. Las salidas infantiles tenían unos límites infranqueables, no se podía cruzar el Boulevard Rondeau, por ejemplo. El picado juvenil se jugaba en una canchita que estaba en la avenida Costanera entre la bajada Gallo y Baigorria. Ya mas grandecito (empecé a trabajar como empleado a los catorce) tenía que tomar el doscientos cinco para ir a la agencia de publicidad que estaba en el centro, en la calle San Martín. A partir de ahí el cúmulo de información vial se me hizo decididamente laberíntico y opté por dejarme guiar por el instinto, la costumbre y la mayoría de edad.

el Tomi dijo...

El erotismo recomienda que mostrar una parte es mas excitante que enseñar el todo, Anais, aunque no es el caso de esta serie de Polenta con pajaritos en color, cuya desarbolada aparición se debe mas bien a que ha sufrido algunas sustracciones y no a que su autor se tenga que poner las pilas. (Snif!)
Yo de San Martín lo que te puedo decir es que cuando le contó a su madre que iba a cruzar la cordillera de los Andes, ella le recomendó que antes de cruzar mirara para los dos lados, pero nunca dije que Josesito no tuviera madre, si hasta creo recordar que se llamaba Gregoria Matorras (que ya debe tener al menos un senderito en Yapeyú). Comparto tu deseo, juremos no morir, no se si con gloria o con otra mina, lo importante es que juremos no morir. El Conejo puso la otra mejilla.

viki dijo...

Qué bueno! yo todavía no me aprendo el nombre de las calles, pero eso debe ser porque me mudo cada dos años de casa. Lo que si me acuerdo es haber callejeado bastante. ¡Qué lindo, feliz día de la independencia!

anais dijo...

Cómo, no era Eulogia Lautaro??

Jjeejejeejejee!!

Ese nombre salió a la fama hace un par de años, en marzo, cuando no hay muchas noticias y los exámenes de ingreso a alguna universidad toman la primera plana de las preocupaciones. Esa vez eran los archirreprobados exámenes de ingreso a Medicina de la UNLa Plata. Entre todas las supuestas cosas tan horrorosas q habían escrito los mal enseñados aspirantes,con horror mostraron q alguien había escrito q la madre de San Martín era Eulogia Lautaro. Esos datos inútiles q aprendemos a la fuerza en la escuela... En fin...

Besos pasados por agua, desde esta BA en la q el sol del 25 jugó a las escondidas, y se terminó bañando.

Lucas L. Aime dijo...

lo invito a darse una vuelta por el blog...

Oscar Grillo dijo...

Mi abuelo italiano era anarquista y Buenos Aires vivia en Humberto Primo que fue un rey hijo de puta asesinado por un anarquista.

el Tomi dijo...

Calle de las Barcas,
calle de la Sangre,
calle de Sorolla,
de la Soledad,
calle San Vicente,
de las Calabazas,
calles de Valencia,
Viki, ¿te acordás?.

el Tomi dijo...

Aquí en España, Anais, ayer mismo, asombró a todo el mundo un test que le hicieron a unos alumnos de una escuela. Una de las preguntas era, ¿porqué los negros la tienen mas grande?. A saber que han respondido los menores que la sabían y como es que la sabían. Deu meu!.

el Tomi dijo...

Gracias por la invitación, Luquita, feliz cumple de nuevo.

el Tomi dijo...

No te puedo creer, Oscarcito, mi abuelo paterno vivía en la calle Humberto Primo, se llamaba Berto y su hijo, Heriberto, quien cuando se caso con mi madre se mudó a la calle Alvarez Thomas y bautizó a su primogénito, Tomás, al que de inmediato el resto de la familia apodó Tomi para que los D'Espósito se dejaran de joder y liberarlos de la pesada herencia de llamarse como las calles donde nacían.

viruta dijo...

peor mi suegro que se llamaba carlos alfredo emilio félix. tantísimas gracias para terminar siendo un carlito sin ninguna gracia.

patapúfete!

el Tomi dijo...

Por lo menos que le hubieran dicho Gato Félix, pobre tipo, aunque como ya te dije, Viruta, el "carlito" rosarino (que vendría a ser el tostado con salsa de tomate porteño) lejos está de ser un desabrido.

viruta dijo...

tan porteño no debe ser porque una que se jacta de porteña y sibarita - por no decir lechona - el único 'sánguche' con salsa que juna, es el de los locales de comidas rápidas de los gringos. y achalay pa'atrás! cruz diablo! no uta nada nadita!

el Tomi dijo...

Bueno, no sé, anotá, "Carlito común" (sin ese, los rosarinos nos comemos todas las eses), ingredientes, dos puntos, pan de sánguche pintado con salsa de tomate, una feta de jamón cocido, una feta de queso. Tostar hasta que quede casi negrito y se ablande el queso, cortar en triángulo. Se pude tomar con una cerveza rubia o negra bien helada o tranquilamente con una Coca cola light.