lunes, 29 de enero de 2007

Cuento Alimento

Clementina Carita de Flores
Clementina se levanto una mañana
Con la carita cubierta de flores
Y lejos de pegarse un buen susto
Se quedó encantada de si misma.
Ahora, eso si
En un primer momento
No supo si lavarse la cara
O regársela.