martes, 15 de marzo de 2011

La vida de los dibujos

Niño máquina I y Niño máquina II / 40 cm. x 30 cm. / Lápiz grafito Othelo 6B, pasteles, lápices de colores y difumino sobre papel madera / Click sobre las imágenes para ampliar.

Hace poco le regalé un dibujo a una encantadora amiguita que me lo pidió. Ella me prestó sus propias pinturitas, unos papeles y su precioso tiempo para que lo haga. Me senté en la mesa ante su atenta vigilancia, elegí un lápiz, lo tomé con el índice, el pulgar y el dedo medio y lo acaricié como tanteando su peso, como amoldándolo a mi mano, como entibiándolo para que funcione de forma correcta, mientras que, con la mano izquierda, acomodaba el papel como ubicándolo sobre un lugar que tuviera ya designado sobre esa mesa, como asentándolo en una perspectiva concreta, como enfocándolo en el trayecto de mi mirada, en realidad, todas excusas que utilizo para darme tiempo e ir buscando en mi archivo mental qué hacer sobre el papel en blanco. Puesto otras veces en situaciones como éstas, propias de un dibujante adulto, y una vez que tengo decidido qué hacer sobre el papel, fui adquiriendo la costumbre (y me veo en la constante obligación) de dar una breve explicación histórica del dibujo en cuestión a medida que hago los primeros trazos, lo que siempre me termina resultando muy útil tanto para dejarle en claro al circunstancial testigo como para recordármelo a mi mismo, que lo que allí ocurra no se tratará de un hecho mágico sino de una condición natural que todos tenemos la posibilidad de llevar a cabo siempre y cuando respetemos el devenir de los tiempos. Así que, en este caso, le fui contando a mi encantadora amiguita la historia de los niños máquina que habían surgido allá por el año 2000, mientras iba dibujando a uno de ellos en el año 2011.


Por lo general las ideas de los dibujos que uno hace andan germinando y merodeando nuestro cerebro desde el mismo momento en el que somos gestados (o al menos eso es lo que me gusta pensar a mi). Finalmente logran alcanzar una madurez prudencial y un día se nos presentan como un fantasma en el medio de la cabeza, se nos van resbalando por el pulso y se desparraman por el papel como la vida, casi igual que como un hijo que crece y que de a poco se quiere escapar a la vereda a la hora de la siesta para vaguear por las esquinas del barrio. La imaginación es la posibilidad de poder ver esa forma, ese color, ese personaje y sus características, todo, incluido su voz y lo que piensa, antes de que quede plasmado sobre el papel, pero la imaginación no es magia, es tiempo. Y cuando aparece dibujada tampoco es magia, también es tiempo. Tiempo y un poco de valentía, nada mas (ni nada menos).


16 comentarios:

Pito dijo...

Genio y figura.

Abrazo

Maloperobueno dijo...

Tomi

Muy buena la reseña, como se trata a las putas(lapices) para que den lo mejor de si.
La inspiracion, las ideas y todo como lo contas esta muy bueno.
Los dibujos, bueno, que te puedo decir?
Que el mudo canta cada dia mejor

Abrazo

Maricel dijo...

Por momentos el escritor supera al dibujante, preciosas palabras Tomi.

el Tomi dijo...

Pero vio como es, Pito, los genios se olvidan los paraguas en los colectivos y la figura, si no es con botox, cuesta mantenerla. Un abrazononón, amigo.

el Tomi dijo...

Le digo una cosa, Martín, si a nosotros nos hicieran todo lo que yo le hago a los lápices para que funcionen bien, no nos tendríamos que borrar nunca, tinta indeleble seríamos, como la voz de Carlitos.

el Tomi dijo...

Preciosas palabras las suyas, Maricel, que uno se supere a uno mismo es una tarea pocas veces reconocida por los demás, tan empeñados como están los demás en superar a los demás antes que a si mismos.

Silvi Rivoira dijo...

Te leía y pensaba, ojo quizás estoy equivocada, que muchas veces se asocia a la imaginación sobre el "que".La imaginación no tiene que ver con el "que" sino tiene que ver con el "como".( como se desarrolla esa idea).
Sólo me queda decirte frente a tu narración y dibujos:che negro, que lo parió!!!
Te mando un beso grande, grande.

el Tomi dijo...

Si, creo que si, no me lo había puesto a pensar pero creo que coincido con usted, Silvi, que la imaginación tiene que ver con el cómo mas que con el qué. Es decir, vendría a ser algo así, no importa qué imaginación queremos sacar afuera nuestro, sino cómo la sacamos de adentro nuestro.
De todo modos yo. Que soy de resabios hippies y de un johnlennismo setentista trasnochado, no puedo dejar de recordar que en la letra de Imagine, John Lennon nos pide que imaginemos una serie de deseos para el bienestar del mundo que, mientras se va escuchando la canción, parecen perfectamente imaginables y hasta tangibles, por lo que podríamos agregar que la imaginación también tiene que ver con el deseo, con lo que deseamos imaginar o con lo que nos invitan a desear imaginar. Y como muestra de esta teoría, en el videoclip de dicha canción se puede apreciar que hay un momento en el que, después de abrir las ventanas, Yoko se sienta al lado del piano junto a John y convierte su rostro en la mismísima imagen de la imaginación, y cuando John gira la cabeza y le busca la mirada, aparece un instante mágico donde resulta imposible no imaginar el beso que sobrevendrá. Dígame si no. Aquí le dejo las imágenes para que, paradójicamente, no se las tenga que imaginar.

http://www.youtube.com/watch?v=-b7qaSxuZUg

Pd: Me encanta que me digan Negro, me resulta un apodo profundamente maternal. Todo el mundo me dice Tomi menos mi vieja, que siempre me dijo Negro.

El Fan Nº1 dijo...

magnificos,sobervios y barrocos.

Silvi Rivoira dijo...

Te digo que si, que es así.
Hoy más que nunca "paz y amor" Tomi.

el Tomi dijo...

Magníficos y soberbios me parece un poco exagerado, Número Uno, aún así le agradezco esos adjetivos y los tendré en cuenta. Con barroco, en cambio, estoy más de acuerdo, porque a veces mis figuras me parecen de barroco...cido.

el Tomi dijo...

Usted lo ha dicho, Silvi... hoy más que nunca, amor y paz (resulta verdaderamente increíble con la facilidad y la cara de estúpido con que uno puede quedar en medio de una guerra).

Fer Gris dijo...

Hacía rato que no andaba por acá... qué gusto es ver estos dos niños, tan vivos y tan llenos de historia, esa misma que usté está contando lindamente.

Tomás Muller dijo...

Es verdad, Fer, estos dos niños están llenos de historia y ansiosos por contarla, yo ya se los dije –Chicos, Fer va a dictar dos cursos cuatrimestrales donde les hará ver cómo hacer una historieta desde cero, los materiales a usar, el dibujo básico, la construcción de una figura, algunas nociones de perspectiva, el armado del guión, y algunas técnicas de color, pero las vacantes son limitadas y el inicio del primer curso cuatrimestral será el viernes 8 de abril de este 2011 en curso, desde las 18 hasta las 20 horas, en Tinogasta 4396, Villa Devoto, y también en Luján, su ciudad natal, así que no pierdan el tiempo y cualquier consulta se dirigen a fergris.ilustra@gmail.com, y ella sabrá cómo indicarles el camino.

Bruno dijo...

HAce un tiempo atras habia perdido uno de mis lapices preferidos, un portaminas de 3mm con minas 4b, y encontré la excusa perfecta para "no dedicarle tiempo" a mis dibujos y a esas ideas que siempre estan dando vueltas en la cabeza. Quizas esa excusa salio simplemente por mi falta de valentia como para aceptar que no dependo de un 4B... sino de lanzarme simplemente a dibujar sin miedo a la incertidumbre de los trazos.
Buenisimo el Nene Maquina de arriba con esos blancos desde atras hasta le dan un ambiente mistico, casi celestial al dibujo. :):)

el Tomi dijo...

Ojalá que nunca encuantres el portaminas de 3 mm con minas 4b así nunca dejás de lanzarte a la incertidumbre de los trazos con la certidumbre de tu talento, Bruno, ojalá. Un abrazo, cómplice.