miércoles, 18 de noviembre de 2009

Temo al pombero

El pombero (2004). Ilustración publicada por el periódico "Mundo Hispano" en la sección de leyendas latinoamericanas / Click sobre la imagen para ampliar / Lápiz sanguina, lápiz sepia, pastel ocre claro, pastel blanco y difumino sobre papel madera. / Estrofas de "María va", tema de Tarragó Ros. Mirar rasgado, patitas chuecas, María va,
pisando penas, la arena ardiente, María va.
Calcina el monte un sol de fuego, María va,
temor pombero, palmar estero, María va.

Quiso la siesta ponerle un niño a su soledad,
de trigo y luna y de su mano, María va.
Por el tabacal, tu paso, María va,
y se bebe el sol que huele a duende, María va.

20 comentarios:

viki dijo...

Es como el , Mandinga no, hay no me acuerdo, el diablito ese que es malo, de las leyendas de acá, pero no me acuerdo el nombre.
Qué bonita poesía, siempre me acuerdo de los libros de lectura del colegio y las poesías de Garcia Lorca
Mamá,yo quiero ser de agua
Hijo, tendrás mucho frio
mamá, yo quiero ser de plata
Hijo, tendrás mucho frío
Mamá, bordame en tu almohada
¡Eso sí, ahora mismo!

Selma dijo...

Gracias por todas tus sugerencias, me quede con esa porque no encontre otra y me preguntaba que raro que me hayas venido a ver, ojo me encanta y ahora me voy a poner como seguidora porque cuando te busque no te encontre y entre por tu comment. Besotes eternos y otra vez gracias bombon!!!

Selma dijo...

Lo de bombon si es por ud. porque la verdad, que me disculpe su señora esposa y el Fish pero es lindo hombre y se lo digo a modo de afecto y espero no se ofenda.

El Fan Nº 1 dijo...

chacho, que miedo da ese tío!!!

Manuel dijo...

Sabés que no lo tenía al Pombero, pero ahora que lo juno te digo que más vale perderlo que encontrarlo. La antítesis de lo que se encontró esta chica, la Selma, o sea...

viruta dijo...

yo tenía al hombre de la bolsa, pero al igual que el manu, no al pombero. gracias al Tomi y mi no menos aventurada curiosidad, di con esta interesante triple w:

http://www.diccionariodemitos.com.ar/

el Tomi dijo...

Tengo una teoría, Viky, casi una secreta esperanza. La he desarrollado ya en el guión de alguno de mis personajes de historieta. Consiste en la creencia de que existe un párrafo de un determinado autor que al ser leído de corrido junto al párrafo de otro determinado autor produce un milagro de consecuencias impredecibles. Algo parecido a lo que me ocurrió leyendo este maravilloso poema de Lorca que trajiste y el no menos maravilloso poema de Tarragó que yo había dejado.

el Tomi dijo...

En realidad no son sugerencias, Selma, son histerias de diseñador gráfico.

el Tomi dijo...

¡Pero que me importa que me digan bombón, Selma... lo único que faltaba... que me ofenda por un insultito de morondanga!.

el Tomi dijo...

Norte argentino, Número Uno, siestas inmensas, silenciosas y tórridas. Hervidero de fábulas que se intercambian con las realidades sin orden de continuidad, realismo mágico latinoamericano que le dicen, y en su máxima expresión, tan comprobablemente fantástico que da miedo, la verdad.

el Tomi dijo...

A mi me lo presentó nuestro común amigo, el guaraní Rubén Melagrani hace muchísimos años, Manu, cuando recién llegaba del norte argentino y aún mantenía fresco el recuerdo de esas siestas humildes en las que jugaba a apretar los ojos mirando al sol para que estallaran esos fuegos artificiales gratis que dibuja la sangre bajo la piel transparente de los párpados. Llegada la hora de la merienda en Play publicidad, el Mela, siempre en medio de la eterna y aromática nube de humo de sus cigarrillos importados de contrabando, inundaba el mediodía de chamamés radiales, transportaba el departamento de arte a la laguna Iberá y a Alfredito Madariaga y a mi nos ponía sobre aviso de que el Pombero tenía la habilidad de girar los pies dejando el talón hacia adelante para desorientar a los perseguidores.

el Tomi dijo...

Por suerte la poesía tiene la capacidad de hacerse entender sola y mantenerse así hasta que llega la alegría sorprendente de los significados, Viru... repitamos entonces...

Las horas de la siesta en la terraza,
el erotismo horizontal inmaculado
de las sábanas tendidas al solazo
como banderas de la paz...
y del silencio.

La soledad bronceando hawaianas,
la sombra helada de los lavaderos,
las llaves de la casa, tentación
del sexo del ladrón...
y del POMBERO.

viki dijo...

Hay, Tomi, qué lindo!

Fer Gris dijo...

¡Tomi! ¡el Pombero! ¡el que me contaba mi bisabuela que la asustaba a ella cuando era chica, y con el que ella me quería asustar, sin ningún éxito! ¡ay que alegría verlo de nuevo...! si antes no me asustaba, ahora que lo vi así sin esperarlo, de sorpresa que le dicen, casi que le tengo cariño...
Cuando cantaba (hace mucho, cuando era joven) María va, y ahora que miro el tuyo, este duende me da belleza.

Miolnir dijo...

¡El pombero! Un ser mitólogico del litoral, que hacía maldades con los pies al revés a la hora de la siesta, igual que Batistuta, otro ser mitológico del litoral argentino, que tenía los pies más al revés todavía, pero que bien le pegaba.

el Tomi dijo...

Lindo era Lorca, Viki, pero aquí en España Franco era el Pombero.

el Tomi dijo...

No me lo desautorice al pobre Pombero, Fer, que a los monstruos les gusta hacer de monstruos. No sabe lo que daría yo por tener un miedito inocente y una bisabuelita asustadora que me cuente cuentos de pomberos a la hora de la siesta. Dibujesé uno que de cuíqui así le damos el gusto al monstruito y la viejita.

el Tomi dijo...

Macana, Miolnir, Batistuta le pegaba remal a la pelota, pero tuvimos la suerte de que tenía los pies al revés porque si no nos cagaba a goles en contra.

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!

el Tomi dijo...

Que quiere que le diga amigo mío, uno va aprendiendo, de a poquito, pero aprendiendo al fin.