martes, 30 de septiembre de 2008

Picado Grueso

Ilustración para el suplemento "Picado grueso" de la revista Fierro. / Lápiz sanguina, lápiz sepia dunkel 263, pasteles, lápices de colores, grafito, difumino y témpera sobre papel madera.

5 comentarios:

Silencio dijo...

Eres muy bueno. felicidades

Fernando Sosa dijo...

Se agradece Tomi todas tus palabras,vos sabras que cuando a uno le sale de corazon es un cariño y afecto sincero para con quienes nos antecedieron y dieron tanto a veces esperando poco y siendo como decis vos,olvidados o siempre a la sombra de otras figuras más destacadas.Cuantas sonrisas nos sacaron esos grandes dibujante,que es más que merecida mi admiración para con ellos y para artistas como vos con un espiritu solidario y batallador.Nos seguimos leyendo estimado complice.

el Tomi dijo...

A Silencio
Cuando era pibe había adquirido un mecanismo de defensa, si mi padre me reprendía por algo que el consideraba que había hecho mal, yo le contestaba invariablemente -...bueno...-. El, que era y es un tipo sumamente inteligente, sabía que con esa respuesta yo trataba de quitarle importancia al asunto y que estaba bien que así fuera, pero también sabía que su papel era ayudarme a entender que había que esforzarse cada día un poco mas por mejorar y entonces, tan invariablemente como yo repetía aquel “bueno”, él me reprochaba - ...bueno no, malo...-.
No se si soy bueno en lo que hago, pero te aseguro que siempre trato de hacerlo mejor.
Ahora he visto tu trabajo, me ha gustado muchísimo y también te deseo que seas feliz haciéndolo todo el tiempo que puedas (y/o todo el tiempo que quieras). Un abrazo fraterno

el Tomi dijo...

Hola Fernando:
A usted todo, al imperialismo, como dijo Ernesto, ni tantito así, nada. Abrazo colegui.

Fernando Sosa dijo...

Aprovecho y te felicito por la caricatura del Che,ese si que tenia los huevos del tamano de dos fititos juntos.
Resistir,esa es la clave para no perdernos en esta voragine de la globalizacion,que viene como un Tsunami y no deja nada en pie.Y recordar de donde venimos y mirar para adelante con nuestra propia historia.Sino le damos batalla a este presente edulcorado, estamos fritos.